¿Qué pasa en Marruecos?

Para saber de qué hablamos: El marroquí Partido de la Justicia y el Desarrollo, hermano del partido que gobierna en Turquía, en las elecciones de 2016 tuvo 1,618,963 votos, el 27.88%, ocupando 125 de los 395 escaños parlamentarios. Su líder, Abdelilah Benkirane, fue presidente del Gobierno de Marruecos de 2011 a 2017, sucediéndole como jefe de Gobierno otro miembro de su partido, el psiquiatra Saadeddine Othmani, que ahí sigue.

El multimillonario rey de Marruecos, Mohamed VI, establece alianzas con Israel y Estados Unidos impidiendo que el Magreb occidental caiga en manos del yihadismo, para lo cual busca una válvula de escape que no es otro que el conflicto con España en zona gris, llegando al límite de la confrontación bélica pero sin cruzarlo. Construyen su relato, movilizan a los civiles y a otros que no son civiles y presionan sobre su débil vecino del Norte que cede a todos los chantajes. Les funcionó en la Marcha Verde aunque pincharon en la ocupación del islote Perejil.

En otro orden de cosas, Marruecos es hoy un socio privilegiado de la Unión Europea, con una ayuda financiera global por encima de los 13.000 millones de euros durante los últimos 14 años. Rabat busca aumentar esas ayudas sabiendo que en los nuevos presupuestos de la UE para 2021-2027 se ha incluido un apartado dotado con 79.500 millones de euros, del que casi un 25% irá destinado a los países vecinos de la UE, más otros 9.500 millones para intervenciones de emergencia. La Comisión Europea advierte a Rabat que un nuevo episodio como el de Ceuta dañaría a esa relación privilegiada que convierte a Marruecos en uno de los grandes receptores de ayudas a cambio de taponar las migraciones.

El centro de análisis Eurointelligence  señala que «la instrumentalización de los refugiados para obtener concesiones no es novedosa, pero abre un escenario preocupante, en pleno debate sobre el sistema de asilo y con el pacto con Turquía a punto de renovarse. El sistema diseñado por la UE, basado en externalizar parcialmente las fronteras en países como Marruecos y Turquía, es propenso al chantaje».

Sigue y dale «me gusta» a esta página